Presa de Casasola

La presa de Casasola está situada a 19 km del centro urbano de Málaga. Su objetivo es doble: por una parte eliminar el histórico problema de las inundaciones provocadas por el río Campanillas, y por otra, mejorar el abastecimiento a Málaga.

Se trata de una presa arco-gravedad, de talud vertical aguas arriba y talud 0,45 aguas abajo. La superficie de referencia, que coincide con el paramento de aguas arriba, es un arco de tres centros con radios de 200-120-200m. La longitud de coronación es de 240 m.

La presa tiene una altura de 76 m sobre cimientos, situándose su coronación en la cota 160. El ancho de coronación es de 9 metros, que corresponden a 7 metros de calzada y dos aceras de 1 metro, estas últimas en voladizo. El volumen embalsado, a nivel máximo normal, es de 23,64 hm3. La avenida de proyecto, que se define como la relativa a un período de retorno de 5.000 años, presenta un hidrograma con caudal punta de 1.745 m3/s. El aliviadero es de labio fijo y está formado por tres vanos independientes de 20 m de longitud cada uno. Los vanos laterales tienen su umbral 4 m por debajo de la coronación (cota 156), y el vano central 2,5 m por debajo de los anteriores (cota 153,5).

Para la explotación e inspección se dispusieron galerías horizontales a tres niveles, dos galerías perimetrales que se conectan entre sí y un pozo vertical donde se ubica el montacargas y una escalera adosada a él. Las dos primeras galerías se adentran 35 m en los estribos para facilitar la inspección del macizo rocoso y simplificar eventuales campañas de inyección. La intermedia da acceso a las cámaras de desagües de fondo y toma de agua.

El volumen total de hormigón colocado ha sido superior a los 200.000 m3, dispuesto en 16 bloques radiales separados por juntas planas inyectadas con lechada de cemento una vez disipados los calores de hidratación y aprovechando el momento de mayor apertura entre bloques. Su puesta en obra se realizó en 36 meses, con una producción máxima mensual de 15.000 m3.

La excavación del cimiento de la presa fue realizada mediante voladuras. En los primeros metros de la ladera izquierda se hizo necesario el uso de retroexcavadora con martillo hidráulico y numerosos taqueos debido a que el macizo estaba muy diaclasado en la superficie.

El terreno fue tratado con inyecciones de consolidación, una pantalla de impermeabilización, y una pantalla de drenaje y pantallas complementarias de impermeabilización y drenaje en el lado izquierdo.