World Trade Center

El World Trade Center de Barcelona, situado en el muelle de Barcelona del Port Vell, disfruta de una ubicación inmejorable. Su diseño lo convierte en una construcción singular muy apropiada para su situación en el corazón del puerto más antiguo de la ciudad.

En la lejanía el complejo nos recuerda a un gran trasatlántico destacando contra el cielo. En la actualidad se ha convertido en un referente arquitectónico de Barcelona y visita obligada de cualquier turista.

El conjunto es obra de los arquitectos Pei, Coob, Freed & Partners, autores de la famosa Pirámide de vidrio del Museo del Louvre.

La obra consta de cuatro edificios curvos de forma troncocónica, tres destinados a oficinas y el cuarto a un lujoso hotel, una espaciosa plaza interior, dos estaciones marítimas, un largo paseo arbolado y un gran aparcamiento subterráneo.

Las plantas baja y primera agrupan las actividades comerciales de usos y servicios comunes de WTC Barcelona. Sobre ellas se elevan cuatro grandes torres de 8 plantas. El resultado es la creación de 130.000 metros cuadrados útiles que permiten acoger con amplitud todas las necesidades de las empresas alojadas en WTC Barcelona.

Destacan en el edificio sus fachadas inclinadas de 48 metros de altura, recubiertas de vidrio y placas de hormigón, que dan un especial encanto al conjunto.

En el interior se forma una plaza cerrada de 2.500 m2, que sirve de nexo de unión a todos los edificios, vertebrando un espacio lúdico, entorno a una zona comercial propia.