Soterramiento de la M-30, España

Soterramiento de la M-30

Soterramiento M-30, Madrid

El soterramiento de la M-30 formó parte de las actuaciones necesarias para la remodelación de la autovía urbana en Madrid, con una longitud de 3.347 metros.

La obra consistió en soterrar 1.666 metros: dos vías de tres carriles, una en cada sentido, que enlazan con el by-pass sur; y otras dos, de dos carriles, que van al nudo sur.

Se trata de una obra de gran complejidad técnica, que exigió una cuidadosa planificación y coordinación de los distintos trabajos. El proyecto fue finalizado cuatro meses antes de lo previsto.