Puente del Alamillo

El Puente del Alamillo está situado en Sevilla, Andalucía, y está diseñado por el arquitecto Santigo Calatrava.

La construcción del puente se realizó para permitir el acceso a la isla de La Cartuja, donde se celebró la ‘Expo 92’. En la actualidad podemos encontrarnos con el parque temático Isla Mágica, además del Monasterio de la Cartuja, de donde proviene el nombe de la isla.

El Puente del Alamillo no posee tirantes de retenida, lo que le convierte en el primer puente atirantadao que no posee una banda de tirantes que funciona recogiendo las fuerzas que reciben los tirantes de un lado de la torre con otros tirantes situados al otro lado.

El principio de funcionamiento es el de una balanza en el que el equilibrio se obtiene mediante el desplome del pilono de 140 m de altura en un ángulo de 48º sobre la horizontal. La cimentación del pilono está constituida por 54 pilotes de 2 m de diámetro y una longitud de 48 metros.

El tablero está constituido por un cajón metálico central de forma hexagonal de 4,40 m de canto y ancho variable, en el que se empotran lateralmente las costillas sobre las que apoya la losa de hormigón armado que constituye cada una de las dos calzadas de 3 carriles de que consta el puente. El tráfico peatonal queda en la mediana sobre el cajón central.

La sustentación del tablero se resuelve con doble atirantamiento central formado por 13 parejas de cables paralelos en “arpa”.

Gracias a este proyecto llevado a cabo por FCC , se consigue salvar la dársena sin ningún tipo de apoyo intermedio, integrar la margen derecha en Sevilla y generar una gran superficie de agua sin ningún tipo de obstáculo, alcanzando una luz de 200 m, que entra en el dominio técnico de los puentes atirantados.

El mástil en el que se anclan los tirantes es una estructura compuesta de hormigón y acero. Su sección transversal es variable con un aligeramiento circular de 4m de diámetro hasta la cota 76. La inclinación del mástil permite equilibrar el tiro de los tirantes sin utilizar cables de retenida.


Aspectos destacados

  • Primer puente atirantado que no posee banda de tirantes.
  • Puente símbolo de la Exposición Universal y monumento emblemático de la ciudad de Sevilla.
  • Diseñado por el reconocido arquitecto Santiago Calatrava.

Coste: 30.78 M€

Cliente: Consejería de obras públicas y trasportes de la Junta de Andalucía

Fecha de inicio: Junio 1989

Fecha de fin: Febrero 1992