Eix transversal, España

Eix transversal (c-25)

Eix transversal (C-25), España

El proyecto Eix Tranversal (C-25) consistió en el desdoblamiento de 153 kilómetros del eje Lleida - Girona. FCC construyó una autovía con dos carriles por sentido, subdividiendo la C-25 en tres tramos: Cervera - Manresa; Manresa - Vic y Vic - Caldés de Malavella, y nueve subtramos.

Se han ejecutado las siguientes estructuras singulares: diez viaductos y cuatro túneles entre los que destaca el túnel de Fontfreda de 730 metros de longitud.

En el diseño y en la ejecución se tuvo en cuenta la integración de la carretera en el entorno.