Diseño y ejecución de By-pass de Constanza

El By-pass de Constanza forma parte de la red de carreteras del anillo de circunvalación de Bucarest y su objetivo es mejorar la fluidez del tráfico y conectar dicha circunvalación con la Autopista A2 hacia Constanza.

El trazado tiene 22 kilómetros de longitud y está situado al oeste de la ciudad de Constanza. Incluye cinco enlaces y 26 estructuras entre las que destacan 6 viaductos, 6 puentes, 8 pasos superiores y 6 pasos inferiores. Posee dos carriles para cada sentido de 3,75 metro, mediana de 4 metros y un carril de emergencia de 3 metros.

La autopista discurre en su mayor parte en terraplén sobre suelos con escasa capacidad portante, por lo que debido a las características del terreno y para dar consistencia al asiento, se requerirán columnas de grava de 1 metro de diámetro y 6 metros de profundidad, para terraplén de más de 5 metro de altura.

Su construcción incluye además, tres millones de metros cúbicos de relleno en terraplén y 2,6 de excavación de tierras, un millón de metros cúbicos de suelo estabilizado de 20 centímetros de espesor y la colocación de 360.000 toneladas de aglomerado asfáltico.


Aspectos destacados

  • By-pass de Constanza forma parte de la red de carreteras del anillo de circunvalación de Bucarest.
  • Mejora la fluidez del tráfico y conecta la circunvalación con la Autopista A2 hacia Constanza.

Coste: 142.0 M€

Cliente: Administración Nacional de Carreteras de Rumanía

Fecha de inicio: 2008

Fecha de fin: En ejecución